Smiley face

Páginas

miércoles, 18 de enero de 2017

FELIZ 482º ANIVERSARIO, LIMA QUERIDA

Hoy estamos a 18 años de cumplir el Quinto Centenario de la Fundación Española de ciudad de Lima.  Muchos nos preguntamos si hay algo que celebrar y la respuesta es clara. Quienes nacimos en Lima o vivimos en esta ciudad la hemos aprendido a querer a pesar de todo y ello implica estar contentos por este nuevo aniversario.
Lima es el segundo oasis más grande del mundo luego de El Cairo sin embargo tiene tres cuencas fluviales y está ubicada al lado del mar. Pero ni las cuencas son cuidadas como debería ser y la estratégica ubicación que ocupa menos es tomada en cuenta. Un ejemplo de ello es la problemática que afronta la Costa Verde. Estos recursos no solo no son aprovechados sostenidamente sino que la ciudad corre el peligro de empezar a morir de sed y ver morir su mar.
Lima empezó a declinar en la década de los 50s del siglo pasado. Varias invasiones dieron origen a un crecimiento no planificado y por ende desordenado y caótico. Hoy podemos constatar que  todas sus carencias y necesidades nacieron en aquellos años. Sin embargo el punto de inflexión fueron los años 80s cuando la crisis explotó. Lima se convirtió en una ciudad estresada y odiada por sus propios habitantes. Su orgulloso Centro Histórico declinó a tal punto que hasta hoy, a pesar de los años de bonanza, no soluciona sus problemas. Ningún alcalde salvo el finado Alberto Andrade se ha preocupado seriamente por esta ciudad, incluso el actual ya lleva dos años de gestión y no avizoramos ningún plan serio que devuelva el esplendor de esta parte de Lima, incluyendo los Barrios Altos, Rímac y el barrio de Monserrate.
Cuando todos esperábamos esperanzados diversas obras de infraestructura  así como la realización de los Juegos Panamericanos Lima 2019; nos damos con una ingrata realidad. La desidia e incapacidad ha puesto en serias dudas la posibilidad de realizar los Juegos Panamericanos ya que la construcción de la infraestructura necesaria no sería posible de terminar en los plazos debidos y la corrupción en el otorgamiento de obras y concesiones de obras como la Línea 2 del Metro de Lima ponen en peligro la realización de estas importantes obras, tan necesarias para dar solución a los graves problemas del transporte en Lima.
A pesar de todo ello, no queremos ser aguafiestas. Que este 18 de enero  sea motivo para renovar nuestro compromiso por Lima. Que los ejemplos de Lima Express sirvan para que otros empresarios privados apuesten por nuestro Centro Histórico. Un ejemplo de ello son las obras de remodelación de la Casa Popular y Porvenir en la esquina de prolongación Tacna y Garcilaso de la Vega.
Sin embargo y cuando quisiéramos seguir con otros ejemplos; queremos detenernos para reflexionar sobre si podemos seguir hablando del aniversario de una ciudad tan diversa y con casi diez millones de habitantes. Lima ya no es solo el centro de la ciudad sino sus diversas periferias que hoy ya no llamamos “conos” sino nos referimos a ellas como Lima Norte, Lima Sur y Lima Este.
Un ejemplo de esto, es que la ayer música representativa –la criolla- ya no suena como antes y menos es símbolo para todos. Hoy Lima es un crisol de múltiples culturas, sabores y formas de pensar. La crisis dio origen a una “nueva Lima y nuevos limeños”. Para alguien que no viene con frecuencia a nuestra ciudad, estos cambios saltarán a la vista con facilidad. Zonas donde antes solo había casas de dos pisos, hoy se levantan grandes torres habitacionales. Distritos como Jesús María, Lince, Pueblo Libre, San Miguel, Carabayllo, Los Olivos, Braña y otros ya no son lo que fueron hace 20 años. A ello le sumamos el boom de los Centros Comerciales que hoy brindan sus servicios en todas las zonas de la ciudad y no solo en los distritos tradicionales de la ciudad.
Sin embargo y pese a todos esos cambios, grandes problemas subsisten (transporte, seguridad, provisión de servicios de agua y saneamiento, tratamiento de desechos, escasez de áreas verdes, entre otros). Se requiere no solo una reingenería en la administración de la ciudad sino también en las mentes de quienes vivimos en esta ciudad para que la queramos pero para que ello se dé, hay que conocerla. Como bien dice el dicho, “solo queremos lo que conocemos”.
La solución de los problemas requiere no solo dinero sino soluciones ingeniosas y sobre todo una gestión eficiente y honrada. A trabajar se ha dicho¡

Feliz 482º aniversario Lima Querida¡